Saltar al contenido
Tienda de Unicornios Online

Así son los padres quitanieves: cinco señales para reconocerlos

16 agosto, 2023

Como hemos pasado en artículos anteriores, existen diferentes tipos de padres en función de las conductas que tienen con sus hijos durante la crianza: padres helicóptero, padres sobreprotectores, padres controladores, madres tigre, medusa o delfín…

Hoy hablamos de uno especialmente habitual; los padres quitanieves, igualmente llamados padres excavadora. Se llaman así porque son padres que van despejando a cada paso el camino de sus hijos, allanándolo y evitándoles problemas para que no deban afrontar ninguna dificultad. Pero, ¿qué más les caracteriza?

Madre tigre, medusa o delfín: descubre cuál eres

Padres quitanieves: cinco señales

Fue David McCullogh, historiador, conferenciante y ex profesor de secundaria, quien en 2015 acuñó este término en su volumen «No eres exclusivo«. En el volumen, que se friso en un discurso de jerarquía de 2012 que dio a sus estudiantes de secundaria, hizo exclusivo hincapié en que estos padres se echaran a un costado y dejasen que sus hijos fracasaran. Hablamos de cinco señales que los identifican.

1. Les allanan el camino a sus hijos

Como decíamos, la característica principal de estos padres es que les allanan el camino a sus hijos. ¿Esto qué quiere afirmar? Que «les ponen las cosas fáciles» para que no tengan que afrontar las dificultades de la vida, haciéndoselas ellos mismos o maquillando la sinceridad.

Así, evitan que sus hijos se enfrenten a situaciones que consideran peligrosas, incluso si son para ellos oportunidades para el crecimiento y enseñanza. De esta forma, pueden impedir que sus hijos participen en actividades normales de explicación, como trepar árboles, sumar en velocípedo o explorar nuevos entornos, por ejemplo.

Por qué no debemos ocultar a los niños situaciones difíciles: siete claves para gestionar y abordar estos momentos

2. Detienen su independencia

Como podemos intuir, este tipo de padres no fomentan la independencia de sus hijos, sino todo lo contrario; la detienen. En sinceridad, tienen miedo a que los niños lo pasen mal, y quieren ahorrarles este «sufrimiento», por lo que se sobreresponsabilizan de todo.

Así, pueden hacer todo por sus hijos, desde atar sus zapatos hasta hacer sus tareas escolares, resolver sus conflictos con los amigos, designar todo por ellos, etc. Esto puede dificultar que los niños desarrollen habilidades básicas de cuidado personal y responsabilidad.

¿Te estás volviendo una madre controladora? Cómo evitarlo por el bien de tus hijos

3. Interfieren en su vida social

Los padres quitanieves a menudo están muy involucrados en la vida social de sus hijos, interviniendo en conflictos con amigos o incluso tratando de influir en las relaciones que el chiquillo elige.

Si por ejemplo no les gusta un amigo suyo, tratan de evitar que esa amistad perdure. O tratan de arreglar las peleas con los otros niños. Y aunque no lo hacen con mala intención, sino con la finalidad de «protegerles», esto interfiere negativamente en la independencia del chiquillo, que necesita ir decidiendo quienes son sus amigos y quienes no.

4. Exigen o esperan el éxito de sus hijos

Por otro costado, y aunque tal vez nos sorprenda este atributo, son padres que igualmente tienen características del estilo de crianza dictador, ya que exigen a sus hijos tener éxito, o esperan que lo tengan.

Tengamos en cuenta que, al fin y al término, han quitado todos los obstáculos del camino de sus hijos para poco (es afirmar, para que consigan sus objetivos, o lo que tengan en mente los padres). Por lo que, aunque tengan esta parte sobreprotectora, igualmente tienen este punto de expectativas y exigencia.

Cómo evitar sobreproteger a los hijos: nueve claves esenciales

5. Error de fracaso y consecuencias

Finalmente, los padres quitanieves pueden intervenir para evitar que sus hijos experimenten el fracaso o el error, o enfrenten las consecuencias naturales de sus acciones. Así, los niños no experimentan el fracaso, y cuando están cerca de experimentarlo, sus padres les «rescatan» (esto tiene que ver igualmente, con allanarles el camino).

Esto puede tolerar a una yerro de responsabilidad y a la creencia en los hijos de que siempre serán rescatados, lo que puede tener género negativos a abundante plazo en la capacidad del chiquillo para malquistar desafíos, para desarrollar su autoconfianza o para ser autónomo.

Foto | Portada (Freepik)