Saltar al contenido
Tienda de Unicornios Online

por qué lo hacen y qué hacer para corregirlo

17 agosto, 2023

Robar es apoderarse de poco extraño sin el permiso de la otra persona. Se comercio de una conducta inapropiada que a todos nos repulsa, pero que ocurre con relativa frecuencia en la infancia.

No en vano, se estima que casi todos los niños roban poco ocasionalmente en sus primeros abriles de vida, delante el ilimitado desconcierto y preocupación de sus padres, que no saben cómo efectuar.

Si es el caso de tu peque, te contamos cuáles son los motivos que se esconden detrás de esta conducta frecuente en la infancia y cómo debemos efectuar para corregirla.

¿Por qué roban los niños?

Si has pillado a tu hijo robando cosas o has descubierto en su mochila poco que no es suyo, probablemente te preocupes. Es metódico. Robar es una conducta reprochable, y nadie quiere que su hijo lo haga.

Sin bloqueo, la experiencia totalidad de los niños robará poco en algún momento de su infancia, pero aunque se trate de un comportamiento frecuente en la principio, este debe ser corregido.

¿Por qué mienten los ñiños? ¿Es normal que mientan?

A continuación analizamos las causas por las que los niños roban, según su antigüedad:

Niños de tres a seis abriles

niños

En la antigüedad preescolar, a la mayoría de los niños les cuesta comprender que no tienen ningún derecho sobre las cosas que pertenecen a otros, y que luego, robar es una conducta que debe evitarse.

Como ya hemos manido en otras ocasiones, los niños de esta antigüedad viven una etapa egocéntrica en la que no logran descentrarse de su propia visión egoísta. Esto puede llevarles, entre otras cosas, a apoderarse de las pertenencias de los demás sin permiso, simplemente porque en ese momento desean que sean suyas.

Niños a partir de seis abriles

A partir de seis abriles, los niños ya comienzan a desarrollar el pensamiento conceptual, son capaces de distinguir entre el proporcionadamente y el mal, razonar y sacar sus propias conclusiones.

A partir de esta antigüedad los niños ya empiezan a ser conscientes de que robar es una conducta impropia que incluso puede dañar a otras personas.

Sin bloqueo, hasta los ocho o nueve abriles no tienen todavía muy claro el valía de las cosas, de ahí que puedan venir a canjear propiedades con otros niños sin ser conscientes de si el otro ha aparecido perdiendo o ganando con el intercambio.

Siete claves para enseñar a los niños a valorar y agradecer lo que tienen

Las causas que podrían estar detrás de un nene que roba en esta antigüedad son variadas:

  • Imitación, ya sea porque es un comportamiento que ven en casa o entre sus amigos.
  • Impulso: cuando ve poco que le gusta y no es capaz de controlar el impulso de guardárselo.
  • Para impresionar a otros. Ocurre por ejemplo en el caso de niños con desvaloración autoestima, engorroso de inferioridad o niños que no tienen amigos y creen que con este comportamiento captarán la atención de los demás.
  • Por la presión del reunión o como una forma de encajar entre el reunión de iguales.
  • Porque quieren poco y no tienen efectivo para comprarlo.
  • En algunos casos, robar podría ser indicativo de otro tipo de problemas emocionales o afectivos, así como de una clara abandono de límites.

¿Qué hacer si mi hijo ha robado poco?

robar

Si descubres que tu hijo ha robado, lo primero que debes hacer es perseverar la calma y dirigir el tema de forma respetuosa y positiva para que el nene entienda que su comportamiento no ha sido adecuado.

Te damos las claves que podrían ayudarte:

No te quedes en la superficie

Para nacer es importante no quedarse en la superficie; es aseverar, no dar vueltas y vueltas a la proceder impropia el nene. Ya sabemos que robar está mal, pero lo que nos interesa es tratar de investigar la causa por la que nuestro hijo ha robado, para corregir su conducta en saco a ese motivo.

Por qué es importante utilizar preguntas abiertas cuando nos comunicamos con nuestros hijos

Y es que, como comentábamos más en lo alto, no es lo mismo que un nene de tres abriles le haya robado a otro un mamotreto que ha captado su atención, a que haya robado un nene de nueve abriles conveniente a una desafío entre amigos o una condición de convocar la atención de sus padres.

Explícale que robar está mal

niños que roban

Es tajo de los padres educar a nuestros hijos desde pequeños en su avance ético y ético. Esto significa que, entre otras cosas, debemos enseñarles la importancia de respetar a los demás y sus pertenencias, y a ser honrados y empáticos con quienes nos rodean.

Así, es necesario hacerles entender que robar es un acto indigno que conlleva a su vez varios comportamientos dañinos:

Por un costado, las cosas no se consiguen robando, sino que requieren de esfuerzo y dedicación. Por otro costado, cuando cierto roba está ignorando los sentimientos de otra persona, sin importarle el sufrimiento que pueda conducir la sustracción de sus pertenencias.

Los castigos no solucionan el problema

Recuerda que el castigo no es la forma educativa de solucionar los problemas y corregir los comportamientos de los niños. Nuestros hijos deben instruirse a valorar las consecuencias de sus actos de una forma educativa, mediante nuestro figurantes, ejemplo y tutela.

Cuando peor se comporta tu hijo, más te necesita: no lo ignores ni castigues

Comunicación positiva

Existen una serie de enemigos de la comunicación que debemos evitar a toda costa si queremos comunicarnos y educar a nuestros hijos de guisa positiva.

Estos «enemigos» son los gritos, los sermones, las etiquetas («chorizo», «mala persona»…), el chantaje emocional («no me esperaba esto de ti», «me has defraudado»…), los sermones (los niños comprenden mejor los mensajes claros, directos y breves) o los augurios de futuro («mi hijo será un chorizo toda su vida»…).

Ayúdale a reparar su error

niños que roban

Los errores que comenten los niños son una maravillosa forma de instruirse, pues les ayudan a entender que todo acto tiene unas consecuencias en los demás, y que una vez estallan esas consecuencias, ellos, como parte responsable, deben ayudar a reparar.

De este modo, les animaremos por comenzar pidiendo perdón al nene afectado, y luego les ayudaremos a solucionar el problema, pasando por supuesto por devolver el objeto robado.

¿Cómo podemos predisponer este tipo de conductas?

robar

Una vez más volvemos a insistir en la importancia de nuestro ejemplo, pues los padres somos el espejo en el que nuestros hijos se miran y todo lo que hacemos les deja lecciones de vida, tanto positivas como negativas.

Así, si nuestros hijos nos ven traer cosas de la oficina para usarlas en casa o nos escuchan jactarnos del error que ha cometido la cajera del supermercado al darnos las vueltas, no estaremos educándoles en la importancia de ser honrados con los demás.

Pero encima de cuidar el ejemplo que damos a los hijos, es recomendable:

Cuando consultar con el experto

Según los expertos, si se da alguna de estas situaciones es recomendable consultar con un entendido que nos ayude a solucionar el problema:

  • Si quien roba es un nene veterano que no se siente mal por hacerlo.
  • Si se comercio de un comportamiento que se repite con frecuencia.
  • Si encima de robar, el nene presenta otros problemas de conducta.
  • Si creemos que este comportamiento pueda ser una convocatoria de atención por parte del nene o que denote otro tipo de problemas emocionales.
  • Cuando este comportamiento surge en medio de una situación abierto complicada, como un divorcio, la pérdida de un ser querido, un conflicto importante…

Foto | Anete Lusina en Pexels