Saltar al contenido
Tienda de Unicornios Online

¿Qué es la pregorexia y quienes la padecen?

1 febrero, 2024

Embarazada

Un 7,6% de las embarazadas sufren algún trastorno alimenticio y no son pocas entre estas las que acusan una obsesión por no engordar y no perder la línea. Hablamos hoy de qué es la pregorexia y quienes padecen esta enfermedad mental, así como de algunas herramientas para abordarla de forma adecuada.

La pregorexia, qué es

La pregorexia es un desorden alimenticio que describe una preocupación extrema por el peso y la forma física durante el embarazo. Afecta a un número significativo de mujeres en todo el mundo y poner en riesgo tanto la salud de la madre como la del bebé.

Las mujeres que sufren pregorexia acusan miedo a engordar y a no poder recuperar la forma después de dar a luz. Se obsesionan con el peso y en sus revisiones no presentan una ganancia acorde al tiempo de gestación, un hecho que suele resultar significativo para detectarla.

Pregorexia, la obsesión por no engordar

Además, presentan otros síntomas propios de los trastornos alimenticios, desde controlar cada ingesta contando calorías, hasta vomitar después de comer y pesarse de forma obsesiva. Aun así no resulta fácil detectarla, si no existen otras señales como una preocupación malsana por la gestación o síntomas de depresión.

¿Qué hacer para no coger peso durante el embarazo?

Una mujer con un peso acorde a su altura suele ganar entre 11 y 16 kilos. Los cambios físicos, emocionales u hormonales, así como un mayor sedentarismo pueden hacer, sin embargo, que esta cifra varíe significativamente de una gestante a otra.

Mantener un peso saludable durante la gestación es importante tanto para la madre como para el bebé. Afortunadamente, existen diversas estrategias que pueden ayudarte a no engordar de forma excesiva y mantener un buen peso en el embarazo:

Ejercicios para embarazadas en el gimnasio

Durante el embarazo es importante hacer ejercicio, pero también saber qué se debe hacer y qué no. Se deben evitar ejercicios de alto impacto y aquellos que puedan suponer un riesgo de caídas o impactos en el abdomen.

Puede ser interesante, por ejemplo, realizar ejercicios de fuerza para embarazadas en el gimnasio, siempre de forma supervisada por un profesional. Además de ejercicios de fortalecimiento del suelo pélvico, pilates o yoga adaptado a embarazadas. Recuerda, eso si, consultar con tu médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios.

Yoga para embarazadas

Llevar una dieta equilibrada

Llevar una dieta equilibrada y variada es fundamental para evitar un aumento excesivo de peso. Es importante incluir en esta alimentos saludables, como frutas, verduras, carnes magras, pescados, legumbres y cereales integrales. Y reducir o evitar los alimentos ultra procesados, ricos en azúcares y grasas saturadas.

Caminar

Caminar es otra excelente forma de hacer ejercicio durante el embarazo, ya que es un ejercicio de bajo impacto que no requiere de equipamiento especial y puedes realizar donde y cuando quieras. Caminar al menos 30 minutos al día, preferiblemente en terrenos planos o con pequeñas inclinaciones, no solo te ayuda a mantener el peso bajo control, sino que además mejora la circulación sanguínea, fortalece los músculos y reduce el riesgo de desarrollar ciertas complicaciones durante el embarazo.

¿Cómo ayudar a las mujeres que padecen pregorexia?

¿Cómo podemos ayudar a una mujer qué sufre pregorexia? Si conoces un caso cercano debes saber que aunque pueda ser difícil existen estrategias útiles para ayudar a las mujeres que padecen este trastorno. Tendrás que tener paciencia y por supuesto aplica un refuerzo positivo y animarla a buscar ayuda profesional, tal como compartimos a continuación:

La pregorexia no es cosa de un día: Paciencia

Refuerzo positivo

El refuerzo positivo es una técnica esencial para apoyar a mujeres que sufren pregorexia o que son vulnerables a esta. En lugar criticar o realizar comentarios negativos sobre su apariencia física o su forma de llevar el embarazo, es importante proporcionar elogios y aliento por los cambios positivos que están ocurriendo. Estos estímulos positivos ayudarán a mejorar su autoestima y fomentar una relación sana con su cuerpo.

Ser paciente

La paciencia también es fundamental en el proceso de ayuda. Cambiar hábitos alimentarios y pensamientos enraizados no es cosa de un día. La recuperación no sucede de la noche a la mañana y cada pequeño paso hacia la mejora es significativo y debe ser celebrado. Ser comprensivos y ser pacientes marcará una gran diferencia en el bienestar emocional y físico de aquellas mujeres que sufren esta condición.

Ayuda profesional

Buscar ayuda profesional es esencial para abordar la pregorexia de manera adecuada. Los expertos en salud mental y nutrición pueden brindar orientación y apoyo especializado para explorar las causas subyacentes de la preocupación por la apariencia y el peso, y ayudar a desarrollar una visión más saludable de la alimentación y el cuerpo durante el embarazo.

La pregorexia es una enfermedad mental seria y delicada que requiere un enfoque compasivo y multidisciplinario. Con el apoyo adecuado, el refuerzo positivo, la paciencia y la ayuda profesional, sin embargo, es posible ayudar a las mujeres a superar esta condición.